Bienvenid@s

De Mamá a Mamá, aquí aventuras y experiencias de una mamá primeriza.


by Victoria Grados

parque de las aguas y centro de lima (4)

“Un 29 de Agosto pusimos fin a todo un camino maravilloso que emprendimos juntas, la decisión no fue tuya, fue mía (aunque no por voluntad del todo); pero es por el bien de un ser que amamos las dos y que deseamos venga pronto a nuestro lado, ese día nos informaron que tenía 4 semanas y 1 día de embarazo riesgoso, el gineco-obstetra ordeno reposo absoluto, abstenerme de relaciones sexuales y recomendó no seguir con nuestra lactancia, recuerdo que estaba inmersa entre tantos sentimientos encontrados; alegría, esperanza, fe, ilusión por el nuevo bebé y a la vez tristeza, impotencia, dolor por tener que dejar de amamantarte ya; aunque es un embarazo buscado, hace meses me lo esperaba, sabía que esto podría pasar en cualquier momento, y por lo mismo ya nos íbamos preparando; aplazando tomas, durmiendo entre abrazos, cuentos y cánticos, tratando de no ofrecer pecho; pero de pronto nos encontramos con esta realidad, en el momento en que teníamos que dejarlo ya!,  me hubiera encantado que sea un destete natural (espontáneo) y estoy segura que ello no estaría muy lejano pues tan sólo pides pecho unas 2 o 3 veces  al día (incluyendo despertares nocturnos), y luego de 34 meses de nuestra historia con la teta estamos aquí poniendo fin a nuestro momento mágico de conexión.”

Hace un año aproximado pasamos por un momento similar, en ese entonces no me planteé destetar pues estábamos atravesando la crisis de los 2 años y tenía claro que no era el momento, además hasta allí aún no había amenaza de pérdida, sufrimos unos días de baja producción en los que mi niña adorada me miraba entre lágrimas reclamándome que no había leche de su tetis (así cómo le dice), me dolía en el alma y tan solo nos abrazábamos, era parte de la lactancia durante el embarazo y unas semanas después tristemente tuve mi segunda pérdida, después de un año no quise correr el mínimo riesgo y aunque me daban pocas esperanzas para que este nuevo embarazo evolucione quería luchar hasta el final con toda mi fe puesta en Dios, además estaba casi segura que lograríamos el destete.

Luego de escuchar las recomendaciones de mi doctor tome la decisión esperada aunque muy sentida y esa tarde al llegar a casa estábamos ella y yo solas, me senté a su altura y le hable mirándole a los ojos y tomándonos de las manos, le dije que mamá estaba muy mal, que mi cuerpo estaba débil y necesitaba mejorarse, que la teta estaba malita y el doctor nos ha pedido que descansemos, que mamá siempre la amará y estará para ella pero que era momento de despedirnos de la teta; sorprendentemente ella me miró y me dijo ya mamá moviendo su cabecita aceptándolo, ¿no más teti? me pregunto, finalice respondiéndole no más teti pero tú sabes que siempre estará mamá para ti; ella y yo nos pusimos a llorar y nos abrazamos muy fuerte, fue muy doloroso pero sentí que ella lo entendía muy bien, sentí que nuestro llanto no era de reclamo sino de despedida.

En lo que quedó de la tarde jugamos mucho, no me pidió para nada pero a la hora de dormir luego que su papá le ayudó a ponerle su pijama empezó a llamarme como de costumbre esperando que la lleve a la cama y me imagino que dormir con su teta, yo ya le había dado las buenas noches y me había ido a otra habitación para que ella no me viera llorar, papá le decía mamá ya va a venir y la teta tiene que descansar, él se encargó de hacerla dormir con cuentos y canciones, arrullándola; no reclamó mucho, no fue difícil, se durmió rápidamente, habían ocasiones que ya lo estábamos haciendo así, luego yo la alcancé en la cama pero esa noche tuvo dos despertares e inconscientemente se olvidaba de nuestra conversación y pedía teta algo fastidiada, me dolía en el alma escucharla pero ahora era sólo papá quién acudía a arrullarla, mimarla y abrazarla para que se vuelva a dormir. Al día siguiente no pidió teta para nada durante todo el día, antes de esto, ocasionalmente me pedía al despertar (sobre todo cuando no era yo quién la hacía dormir) o una vez por la tarde pero ese día nada, igual se le veía animada y jugábamos como cualquier día, al terminar la tarde pasados más de 24 horas sin teta yo me extraje un poco del pecho porque lo sentí un poco lleno se la ofrecí en un vasito pero ella no quiso beberla, solo lo probó y dijo no más, pienso que tal vez sintió el sabor supo que es de la teta y cómo le dije que anda malita no quiso más. Finalmente llegando la noche fue lo mismo que la noche anterior y en cada despertar era papá quién se encargaba de hacerla dormir nuevamente, después de esa noche nunca más pidió teta para mamar.

Fueron 2 días, no me hubiera imaginado que sería tan sencillo, pienso que ella ya estaba preparada, me sentí tan triste y orgullosa a la vez; por otro lado, a mí sí me dolió mucho, sentí una fuerte sensación de pérdida, echaba de menos nuestros momentos de conexión intensa, extrañaba tenerla pegada a mi pecho, yo llore mucho por lo que habíamos dejado atrás, aunque ya casi no amamantaba de día y sólo para dormir y en sus despertares, me chocó mucho porque sabía que ahora ya no volvería a pasar, por lo menos no con ella, a pesar de que intentaba evitarlo por mi estado, pero no podía evitar llorar, me imagino que además influyó mucho mi sensibilidad de embarazada, fue así que viví mi duelo!

Meses antes al ir aplazando tomas y dejando de ofrecer teta se acabó la solución fácil para todo, teníamos que tener más tiempo con ella, dosis extras de paciencia, acompañamiento y contención; ya no era como cuando era más pequeña que ante un berrinche, una caída o aburrimiento zas sacaba la teta y asunto solucionado, ahora tocaba ser más creativos, jugar más con ella, acompañarla y contenerla de otras formas.

Y hasta ahora, algunas veces cuándo me ve sin ropa se emociona y dice tetis, pero solo pide besos y abrazos a la tetis, y cuando le pregunto ¿A qué sabe la tetis? dice “Uhmmm rico agua de tetis” (haciendo chasquidos con su lengua). Finalmente terminamos con un bello recuerdo “dulce y hermoso”, no había porque terminar con sabores desagradables.

Fueron 34 hermosos meses; intensos y llenos de aprendizaje, con sus desafíos en cada etapa, así disfrutamos de nuestra lactancia ❤

imagen destete

Para resumir:

*En nuestro caso se trató de un destete inducido por mi (la madre) que nos ha llevado muchos meses (aprox. 10 meses), preparándonos para lo que era posible iba a pasar. Empezamos con “No ofrecer, no negar”. Luego implementando nuevas formas de hacerla dormir ya no sólo yo sino también papá (Plan padre), reemplazar tomas con otros alimentos, paseos, mucho juego, nuevas actividades, nuevas formas de consuelo. Tener en cuenta que para ello es necesario tiempo, respeto y PACIENCIA.

*A los 2 años aprox. empecé a contarle el cuento la teta cansada entre sus otros cuentos infantiles

http://www.dormirsinllorar.com/destete-teta-cansada/

* Tengamos claro que el embarazo no es causal de destete necesariamente, si el embarazo transcurre con normalidad, no hay indicación de evitar tener relaciones sexuales y/o no has tenido pérdidas espontáneas anteriores entonces puedes seguir amamantando durante el embarazo si así lo deseas y lograr lactancia en tándem (amamantar a dos hijos de diferentes edades).

* Para llevar a cabo un destete sano, elije empezar en una etapa tranquila, sin enfermedades ni muchos cambios, una crisis de crecimiento no es un buen momento. Y si aún te pide mucho es porque aún la necesita.

* La lactancia Materna es una decisión personal que sólo incumbre a la diada madre e hijx, antes de tomar una decisión infórmate y hazlo por decisión propia, no por terceros.

* Recuerda; cuando decidas que ha llegado el momento de destetar, hazlo con el mismo amor y paciencia con el que diste teta la primera vez (Madres Vs. Opinólogos).

*Por último hacer énfasis que la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Asociación Española de Pediatría (AEPED) RECOMIENDAN mantener la lactancia materna hasta los 2 años o MÁS.

“El destete no solo es un cambio en la dieta del niño, sino que es un asunto muy serio con gran repercusión emocional para él y para su madre. El niño puede experimentar sentimientos de frustración y de abandono, al no entender por qué su madre le niega algo tan importante para él; la madre, a su vez, puede experimentar sentimientos de pérdida y de tristeza por haber tenido que cambiar esta forma de relación íntima con su hijo.”

Les comparto este texto que encontré en la red y que cuando lo leí después de algunos meses de nuestro destete me hizo derramar más de una lágrima…

“Aún recuerdo la primera vez que te puse en mi pecho y hambrientos de amor y de piel supimos juntos este camino recorrer. Momentos sublimes, oscuros también. Nunca me imaginé que la maternidad me enfrentaría a tantos desafíos. Hoy llegó el momento de decir adiós, de dar paso a nuevas experiencias y encontrar otras maneras de demostrarnos cuanto nos amamos. Amamantarte fue para mi, amarte, darte, cuidarte, enamorarme. ¿Cómo te dormiré sin la teta?¿Cómo aliviaré tus dolores, llantos y frustraciones? ¿Cómo será no alimentarte con la leche de mi cuerpo? ¿Cómo? Transformar este vínculo, será para los dos, un desafío que iremos construyendo día a día, y aprenderemos que amar va más allá del verbo mamar. Soy inmensamente feliz de haberte amamantado. Tu mamá.” (Valeria Fernández)

P.D.: Y si me preguntas; qué hubiera pasado si Evie no aceptaba el destete en ese momento, me reclamaba que le dé teta y la pasaba mal, cómo hubiera reaccionado? Pues cómo verás en realidad nuestro destete fue muy paulatino, no fue de la noche a la mañana, y si a pesar de ello hubiera visto que ella lo pasaba mal, estoy segura que le hubiera seguido dando pecho de ser necesario pues me hubiera dado cuenta que aún no era el momento y de seguro también hubiera sucedido lo que finalmente nos pasó, cuando tiene que pasar pasa, tristemente este embarazo tampoco evolucionó (esta historia ya les conté en otro post).

Referencias que me sirvieron y ayudaron mucho como información:

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-4-cuando-los-ninos-crecen/el-destete/

http://www.lactapp.es/blog/embarazo-lactancia-cuando-puede-necesario-destetar/

http://www.lactapp.es/blog/destete-nocturno/

http://www.crececontigo.gob.cl/2009/desarrollo-infantil/destete-respetuoso/

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna/

http://www.revistaohlala.com/1917261-destete-respetuoso-como-llevarlo-adelante-segun-tres-puericultoras

Gracias por leerme

Victoria :)

Espero haya sido de tu agrado y/o te haya servido de información este post; si tienes alguna consulta o comentario puedes hacerlo aquí y yo gustosamente te contesto enseguida ;)

Deja tu comentario

6 respuestas a Así finalizamos nuestra Lactancia – Destete Respetuoso

  • Paola dice:

    Wow!! No he parado de llorar con tu historia .. que valentía Dios mio .. yo no se cuando llegue el momento de destetar a mi peque pero ahora sólo tiene 4 meses… Ánimo y siento la pérdida de tu pequeñín .. Saludos

    • Victoria Grados dice:

      Gracias por leerme Paola y tus lindos saludos. Disfruta de tu hermosa conexión, tienen aún un camino por recorrer juntxs y que sea hasta que tú o tu bebé lo deseen, créeme que no hay como quedarse con esos hermosos recuerdos :)

  • Lorena dice:

    Buenas noches, acabo de leer tu historia, y obviamente no pude evitar emocionarme, hay una frase q la leí ya tantas veces pero q aún me hace llorar,porque me recuerda cuando con todo el amor del mundo le di la teta a mi bebé por primera vez y es “que el destete se haga con el mismo amor que cuando le dimos por primera ve de mamar” , habían pasado 3 días que había tenido a Tomás por cesárea, nació con un pequeño distrés respiratorio, lo cual hace su internación en neo… Cuanto dolor,angustia, desolación que sentí en el momento q lo llevaron, luego de tres días pude tenerlo ennmis brazos solamente tenía el pañal puesto … Con todo el miedo del mundo , todas las dudas, lo prendí como pude a ni pecho, creo que jamás sentí sensación de tanto amor, conexión, esa mirada q había esperado tanto… Nos costó un montón aprender …a los dos…., y cuando menos nos dimos cuenta ya “teteaba” (como decimos en Argentina) perfecto. Hoy Tomi tiene 1 año y 4 meses, todavía toma su tetita o tinguitingui como le decimos entre los dos

    • Victoria Grados dice:

      Gracias por leerme Lorena y mil gracias por compartirme un poquito de tu historia, qué bello, son un par de guerreros, qué admiración siento y te felicito por tu perseverancia. Como dices es una sensación incomparable el tener a tu hijx al pecho, algo que toda madre debería vivir y disfrutar, con apoyo, con contención. Te deseo que sigan disfrutándolo todo el tiempo que deseen de ese gran privilegio que nos dala naturaleza. Un abrazo muy fuerte a la distancia :)

  • Perla Cervantes dice:

    LLoré tanto con tu historia¡¡
    Tengo una hermosa nena de 2 años y 5 meses que ama a su teta, y yo no he pensado en el destete, de verdad no lo imagino, hemos planteado la posibilidad de otro bebe y cuando se lo platico a mi nena dice que una teta será de ella y la otra la compartirá con el nuevo bebe jajajaja….
    Te entiendo perfecto cuando hablas de esa maravillosa conexión y te aplaudo tanto cómo manejaste las cosas,
    Creo que lo más complicado de mi lactancia será el destete, y ya sabrás que hemos pasado de todo desde los primeros días donde algún pediatra me ordeno destetarla por que mi leche “le hacía mal”, hasta las opiniones de todo el mundo de por qué sigo amamantando si “mi leche ya es pura agua, o ya ni me sale nada” jajajja, pasando por los picos de crecimiento y todo lo que implica una lactancia exclusiva, prolongada y elegida…..
    Peo definitivamente creo que el destete será difícil para ambas…
    te aplaudo y abrazo¡¡¡

    Gracias por compartir¡¡ felicidades por todo¡¡

    Saludos

    • Victoria Grados dice:

      Hola Perla, gracias por leerme y por escribirme, créeme que me costó mucho escribir este post, primero recuperarme del dolor de mis pérdidas y luego de superar mi duelo de dejar mi lactancia. Sólo te hago hincapié que un embarazo no es motivo necesariamente de destetar, mi caso es una de las pocas excepciones y realmente lo consideré porque ya llevábamos tiempo preparándonos para ello y finalmente así fue, mi experiencia sobre todo es compartida por ello para que se den cuenta que no hay soluciones mágicas, que si quieres hacerlo respetuosamente debe ser paulatinamente, no es de la noche a la mañana, sino requiere de extra en todo lo que ya hemos estado realizando, ya la teta va dejando de ser la solución para todo y por lo mismo requiere de mucha paciencia, tiempo y entrega en nuestro rol de padres. Muchas gracias por tus lindas palabras y felicitaciones también para ti, la mal llamada “lactancia prolongada” (porque la prolongada comienza a los 7 años) es un gran privilegio para diada madre-niñx. Un abrazo!
      Victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...