Bienvenid@s

De Mamá a Mamá, aquí aventuras y experiencias de una mamá primeriza.


by Victoria Grados

Te estuve buscando en mis sueños y de pronto te hiciste realidad…

Y a esta altura de nuestras vidas no sé quién dio más y enseño más, o tú o yo, sólo sé, que te estoy gratamente agradecida por hacerme una persona más valiente, más humana, más fuerte.
Tengo el maravilloso privilegio de verte crecer cada día, entre tutus de bailarina de ballet y capas de súper heroína; entre muñecas, carritos y pelotas, buscando entre todo ello tu identidad entre el juego y el experimento.
Y me siento agradecida, muy dichosa de no haberme perdido nada de ti, porque creces tan rápido y a tu ritmo también crezco yo, como una perfecta simbiosis.
Quiero que sepas que para mí no eres una princesa ni una súper heroína, eres tú, y quiero que sigas siendo tú, sin límites ni estereotipos que impone la sociedad, sin temores ante un sistema patriarcal, sin miedo al condicionamiento de atención y cariño, por lo menos el de tus padres nunca será condicionado.
El amor que siento por ti me hizo decirte SI casi siempre, si a la teta a libre demanda, si a los brazos y mimos, si a compartir nuestro lecho, si a respetar tus ritmos, si a respetar tus deseos, si a respetarte como persona; y también decirte NO cuando era necesario por tu seguridad, por tu bienestar, para que entiendas que hay reglas que convivencia en todo lugar. Un no con cariño y respeto, sin amenazas, un no con acompañamiento y explicaciones.
Hablo de ese amor que me hizo comerme el ego propio y el temor al qué dirán de este mundo adultocéntrico ante un desborde emocional tuyo; porque quién me importa eres tú, me importa que te sientas entendida, acompañada, respetada porque eso es lo que me nace y porque sé que esa es la única manera en que aprenderás y serás empática y respetuosa con el mundo que nos rodea.
Y sé que me falta mucho; a veces siento que no estoy a tu altura, cuando siento que ya no me queda paciencia, cuando siento que quiero tomarme unos 5 minutos para mí, cuando siento un deseo enorme de gritar, y luego me pongo a respirar y te observo para sorprenderme que siendo tan pequeña puedes ser tan grandiosa y ser tan fuerte, tan espontánea y tan intensa y entiendo tus necesidades.
Y no, no siento que ya fue suficiente, nunca será suficiente para que sepas que cuentas conmigo incondicionalmente, que tejo día a día tus alas con mucho cuidado y dedicación para que sean fuertes cuando vayas a volar y para que en ellas identifiques claramente el amor incondicional de nuestro hogar.
Te amo inmensamente, gracias por estar en mi vida.
Para ti mi grandiosa Evie #MiCorazoncito
Felices 4 años

P.D.: Carta redactada el 16 de octubre del 2017.

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Loading Facebook Comments ...